Cerrada una web que suplantaba a la Fundación del Toro de Lidia

Acaba de llegarme la noticia: la denuncia de un particular ha servido para poner en conocimiento de la policía la actuación fraudulenta de una web dirigida a engañar a aficionados y profesionales de la tauromaquia.

Este sitio de internet ya se ha cerrado (www.tauromaquia.net) pero como podremos ver en una captura de pantalla que aquí publico, la web utilizaba sin autorización el logotipo de la Fundación del Toro de Lidia por un lado, así como documentos propios de la misma, y un diseño de página “profesional” y similar al de la Fundación del Toro de Lidia.

Fundación del Toro de Lidia Web Oficial

El objetivo de esta web fraudulenta se dirigía a engañar y abusar de la buena fe de aficionados y profesionales para obtener un lucro ilícito.

Además del uso no autorizado de material propiedad de la Fundación y con derechos de autor plenamente registrados, la citada web solicitaba colaboraciones gratuitas y donativos en efectivo a través de una pasarela para recibir donaciones por tarjeta de crédito.

Fraude sitio web y tuiter tauromaquiaNet web MENOR

Como resulta evidente, por la copia de la misma que os presento aquí, este sitio web utilizaba el logotipo de la Fundación, el vídeo oficial de presentación de la misma en la que intervienen personalidades eminentes de la tauromaquia y de la Fundación, y un diseño de página similar “para camuflar sus verdaderas intenciones” que según evidencia las pruebas, era imitar a la web de la Fundación para obtener lucro ilícito y colaboraciones gratis de profesionales de la comunicación y aficionados.

Este diseño de página, como podemos ver, incluye además del color negro dominante, la distribución de los elementos y el despliegue de menús de la página “elaborada para confundir” y hacer creer a los visitantes que se hallaba en una página “oficial” ligada directamente a la Fundación.

Fraude donativos y Cristina Sánchez

“Este diseño está preparado para engañar a los taurinos internautas” y además, el propio texto no sólo no identifica la página como ajena a la Fundación, sino que habla en un “sospechoso” plural e invita a aficionados y profesionales a “colaborar en este sitio con el fin de aportar entre todos…” y cita a “aficionados, corredores, toreros, rejoneadores, recortadores…” para actualizar los contenidos de la web con material profesional “en defensa del toro de lidia y de la tauromaquia.”

Esta web utilizaba los símbolos que identifican a la Fundación del Toro de Lidia para engañar al visitante haciéndose pasar por una “web oficial” de la Fundación.

Además de solicitar colaboraciones a fotógrafos, periodistas y aficionados, la web utilizaba material videográfico propiedad de ganaderías, toreros y aficionados que descargaba de internet y exhibía como “cedido” por profesionales del mundo del toro.

Estos profesionales y empresarios, según la propia web, colaboraban de manera altruista “en defensa de la tauromaquia tan atacada en nuestros días.”

Con este material que los autores de la web exhibían como donado por profesionales, solicitaban colaboraciones a los aficionados y a los profesionales. Los autores de la web pedían material publicable y donativos para “defensa de la tauromaquia.”

Aprovechando los buenos sentimientos de aficionados y profesionales, este sitio web fraudulento había montado una web con triple uso como vemos: el primero de supuesto apoyo a la tauromaquia.

El segundo y el tercero, dos engaños. Por un lado, solicitaba la colaboración voluntaria de fotógrafos, periodistas y redactores para producir material “gratis” o ceder crónicas, grabaciones, fotografías, etc., “con el que mantener activo y con renovados contenidos el sitio web” a costa del trabajo de otros, como vemos.

El tercer engaño raya el delito: esta web había desarrollado una “pasarela” para solicitar donativos a través de paypal, donativos que supuestamente servirían para “promocionar y defender la tauromaquia.” Para camuflar sus intenciones no declaradas, utilizaba un despliegue completo similar con logotipo, el color, y el diseño equiparaba al de la web de la Fundación del Toro de Lidia.

La Fundación del Toro de Lidia se ha ganado el prestigio entre los aficionados por su constante lucha en las plazas más difíciles: los terrenos de los antitaurinos recalcitrantes y de nuevo aluvión que se han apuntado a la tendencia antitaurina.

La Fundación se ha significado por su empeño en hacer respetar la ley en Baleares, donde gentes dedicadas -o aupadas- a la política quieren prohibir los toros; señalo Baleares por poner un ejemplo.

También se ha significado la Fundación por otras muchas batallas que libra en silencio y con sus propios medios “sin ánimo de lucro” para defender los fueros de la tauromaquia y hacer cumplir la ley frente a quienes pretender saltarse las normas impunemente y sin ningún respeto por los aficionados y el arte y la cultura de la tauromaquia.

Como hemos dicho, para atrapar incautos dispuestos a dar su trabajo gratis, utilizaban el logo de la Fundación, el vídeo y un despliegue de web similar.

Para atrapar a ingenuos y obtener dinero a través de donativos, se surtían de publicaciones aparecidas en internet con calidad profesional para dar más empaque a su petición de apoyo monetario.

Ya hemos escrito algo en este blog de los pícaros que se aprovechan de la sensibilidad del prójimo para montar una máquina de cobrar subvenciones oficiales por un lado, y por otro, abusar del sentimentalismo de la gente para solicitar donativos en apoyo de sus actividades. Estos pícaros montan unas veces una perrera, otras un refugio o un santuario de animales, etcétera, que nutren con dinero público como decíamos y donativos particulares. Eso sí, sin dar cuentas a nadie de la gestión económica.

En este caso, se ha pillado “in fraganti” a supuestos aficionados a la tauromaquia que han creado un sitio web dirigido a abusar del aficionado y aprovecharse con engaño de la buena fe de los taurinos.

dominio libre tauromaquia ne Menort

La tauromaquia como espectáculo no es barato; y la cría de toros de lidia, tampoco. Ambas actividades reciben escasas ayudas de la administración. Todo ello repercute en el bolsillo del aficionado que paga precios altos por su entrada a los toros. Y con los impuestos generados a través de la tauromaquia, otras actividades culturales reciben subvenciones.

Esta carga triple carga sobre el bolsillo del aficionado ha generado, aunque parezca una paradoja, un sentimiento solidario de apoyo a la tauromaquia. No conviene, sin embargo, olvidar que también hay engaños y personas dispuestas a abusar y aprovecharse con fraudes de los buenos sentimientos del aficionado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s