Chaplin apasionado de los toros

Esta fotografía resume la pasión por el espectáculo en la plaza de toros de Charles Chaplin, así como otros aspectos importantes, esenciales diría, en su vida. Al gran director y actor cómico se unen en la imagen su nueva secretaria personal, y un colaborador de origen franco-argentino, D’Arrast.

May Reeves fue contratada como secretaria de Charles Chaplin en su viaje a Europa en 1931. Cuentan que solo trabajó parte del primer día, pues cuando fue presentada a Charles Chaplin, éste quedó prendado de la belleza y el encanto de May Reeves en un viaje que duraría más un año.

La vida amorosa de Charles Chaplin causó muchas tormentas en la época. Sonados fueron, por ejemplo, los casos del millonario Hearst y la bella Marian Davies; y otro tanto el divorcio entre Chaplin y Lita.

El enamoramiento de Charles Chaplin con May Reeves -con gran disgusto de Syd Chaplin, su hermano- duró poco más de un año. Y terminó cuando Chaplin fue consciente de que Reeves tenía un “asunto” con su hermano Syd. En ese momento terminó el contrato con la secretaria personal.

May Reeves escribió un libro, años después, junto con la poetisa Claire Goll titulado “The Intimate Charles Chaplin”. En el mismo coincide en señalar la extraordinaria vida amorosa del actor y director cómico con las revelaciones de su esposa, Lita Grey en aquella época.

Chaplin se casó con Lita Grey cuando ésta contaba con 16 años y había quedado embarazada. Lo mismo sucedió con la primera esposa de Chaplin, Mildred Harris, que se quedó embarazada y se casó a los 16 con un hombre que tenía 29 con gran escándalo de la sociedad de entonces.

Como amante, Charles Chaplin pasó como un portento, casi como un atleta sexual, en la biografía que sobre él escribieron Mildred Harris y Lita Grey y May Reeves. “Blue films” era el título de la época para las películas X, de las que el cómico -contaban en su biografía- disponía de una pequeña colección. Y, como cotilleo adicional, se cuenta que Charles Chaplin invitaba a sus jóvenes esposas a leer libros sobre sexualidad para completar su formación sobre asuntos del ‘kamasutra’. Y un último apunte, el mismo Charles Chaplin cuenta a sus biógrafos, que cada vez que veía a una mujer no podía evitar el vuelo de su imaginación hacia circunstancias de estrecha e íntima amistad.

Reeves dejó el trabajo como secretaria, y continuó en el mundo de la escena. En cuanto al tercer personaje de la fotografía, se trata de Harry d’Abbadie d’Arrast. Actor, y director, de origen argentino con raíces vascofrancesas, jugó un papel esencial en las películas más existosas de Charles Chaplin como Una mujer de París (1923) y La quimera del oro. Especialista en la comedia musical, logró una nominacióin para el Oscar en 1931 al Mejor Guión Adaptado, siendo el primer vasco en lograr tal distinción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s